En lo sistemas empotrados (también en routers, switches...) es muy común no tener tarjeta gráfica, o puertos PS/2 para el teclado y el ratón, con lo que, si tenemos que reconfigurar algo, ¿cómo lo hacemos si no disponemos de pantalla o teclado?

La respuesta pasa por unos sencillos pasos que nos permitirán dejar disponible el acceso por el puerto serie a la consola, habilitándonos para tocar la configuración cuando aparentemente todo esté perdido.