Índice del artículo

En un intento de seguir optimizando el arranque de nuestro ordenador con Fedora, vamos a explicar un truco muy sencillo para acelerarlo si somos de los que le dan al botón del "power" y vuelven al minuto. Este truco es muy recomendable sobre todo si somos el único usuario del PC o no nos importa compartir la sesión con los demás usuarios.

Lo que vamos a hacer es configurar el gestor de ventanas (Display Manager, xDM) para que loguee a un usuario concreto automáticamente sin pedir contraseña (de ahí que dijéramos que es muy recomendable si somos el único usuario, ya que si hay más o estamos en ambientes "hostiles" -trabajo, escuelas, universidades...- no deberemos utilizarlo)

Bien, lo primero es saber qué gestor de ventanas tenemos. Los más comunas son:

  • GDM (Gnome Display Manager) Es el que viene por defecto en los escritorios Gnome y Xfce.
  • LXDM (LXDE Display Manager) Es el que utiliza el escritorio LXDE.
  • KDM (KDE Display Manager) Éste es el que utilizan los ambientes KDE.

Aquí vamos a explicar cómo hacerlo con los dos primeros, dejando el último para que lo explique nuestro compañero Luce, que es el experto en KDE.